S?bado, 27 de enero de 2007
A mediados de 2006, estaban en etapa de pruebas cl?nicas o en distribuci?n comercial m?s de 130 f?rmacos y sistemas de administraci?n de medicamentos con base nanotecnol?gica, adem?s de 125 dispositivos y reactivos de diagn?stico. Estos enfoques cada vez m?s sofisticados y fragmentarios est?n revolucionando la forma de hacer ganancias en el sector farmac?utico.

La convergencia de nuevas tecnolog?as como la gen?mica y la nanotecnolog?a promete avances que revolucionar?an el sistema de diagn?stico y tratamiento de muchas enfermedades que hoy son dif?ciles o imposibles de curar para la medicina convencional. Pero m?s all? de avances puntuales para quienes los pueden pagar lo que est? fuera de dudas es que estos enfoques cada vez m?s sofisticados y fragmentarios est?n revolucionando la forma de hacer ganancias en el sector farmac?utico. Por ejemplo, como herramientas para prolongar la patente de medicamentos y por tanto su monopolio por parte de las empresas. Por otra parte, la nanotecnolog?a parece estar creando nuevos problemas de salud, y parad?jicamente, desv?a fondos que deber?an dedicarse a problemas b?sicos de salubridad, prevenci?n y atenci?n primaria de la salud, aspectos sobre los cuales se sabe con certeza que tienen un impacto positivo amplio en la salud de la mayor?a de las poblaciones.

Seg?n documenta el reciente informe del Grupo ETC "Medicina nanol?gica: aplicaciones m?dicas de la nanotecnolog?a" (www.etcgroup.org), a mediados de 2006, estaban en etapa de pruebas cl?nicas o en distribuci?n comercial m?s de 130 f?rmacos y sistemas de administraci?n de medicamentos con base nanotecnol?gica, adem?s de 125 dispositivos y reactivos de diagn?stico. Mientras que en 2005, el mercado de la medicina habilitada nanotecnol?gicamente (incluyendo f?rmacos, terapias y diagn?sticos) fue de mil millones de d?lares estadunidenses, para 2010 alcanzar?a 10 mil millones. La Fundaci?n Nacional de la Ciencia de Estados Unidos predice que la mitad del mercado de productos farmac?uticos usar? nanotecnolog?a en el 2015.

Veamos un ejemplo: en enero de 2005, la Administraci?n de F?rmacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprob? el uso del medicamento Abraxene, formulado nanotecnol?gicamente para el tratamiento de c?ncer. Medios especializados lo llamaron "un salto gigantesco para la nanotecnolog?a". Al d?a siguiente, las acciones de la compa??a que lo desarroll?, American Pharmaceutical Partners (ahora llamada Abraxis Bio Science) subieron m?s de 50 por ciento y su presidente se convirti? ese a?o en multimillonario.

El primero de octubre de 2006, Alex Berenson dio a conocer en el New York Times otros aspectos de esta historia. Abraxene es una formulaci?n nanotecnol?gica del taxol (una sustancia activa del ?rbol del tejo, y por cierto un caso de biopirater?a), que ya se usaba contra el c?ncer de mama, bajo patente monop?lica de Bristol-Myers Squibb. La patente expir? en 2000 y se comenz? a comercializar la versi?n gen?rica del taxol, llamada Paclitaxel, a 150 d?lares por dosis. El Abraxene es exactamente la misma sustancia, pero al administrarse en nanopart?culas cubiertas de alb?mina, provoca mucho menos reacciones al?rgicas en los pacientes, lo que sin duda es deseable. Sin embargo, no tiene ning?n efecto en alargar la vida del paciente ni otras ventajas terap?uticas. Qui?n realmente saca el mayor beneficio es la empresa, que cobra 4 mil 200 d?lares por cada dosis de Abraxene (28 veces m?s que el gen?rico) y logr? adem?s establecer un nuevo monopolio de patente. Si este es el caso emblem?tico de la medicina nanotecnol?gica, queda claro ad?nde se dirige.

Otras aplicaciones que est?n en comercializaci?n o en desarrollo son, por ejemplo, nano-sensores que circulan en el cuerpo para detectar niveles de glucosa, colesterol u hormonas, nano-proyectiles que hacen blanco en c?lulas cancerosas, nanopart?culas que van a un sitio espec?fico del organismo para administrar con precisi?n un medicamento, nano part?culas de plata con alto poder microbicida, armazones nanom?tricos donde se estimula el crecimiento de tejido ?seo y ?rganos humanos.

Pese a que estas aplicaciones podr?an ser ?tiles, todas ellas van acompa?adas, no s?lo de la lucha por el monopolio y el af?n de lucro de quienes las ponen el mercado, sino tambi?n de las incertidumbres que presenta la introducci?n de nanopart?culas en el organismo.?D?nde van las nanopart?culas luego de cumplir su funci?n? La misma causa por la que son ?tiles no son rechazadas porque el sistema inmunol?gico no los detecta, es un problema en s? mismo, ya que no est? claro lo que sucede finalmente con estas peque??simas part?culas en los organismos vivos y hay cada vez m?s evidencias de toxicidad.

Un dato significativo, es el anuncio de la Agencia de Protecci?n Ambiental de Estados Unidos (EPA) en noviembre 2006, de que el uso de nanopart?culas de plata debe ser regulado, porque pueden conllevar a da?os ambientales. Actualmente, ?stas se comercializan como desinfectantes anti-bacteriales, en lavarropas, equipos de aire acondicionado, purificadores de aire, refrigeradores, contenedores de alimentos, eliminaci?n de olor en calzado, entre otros. La EPA considera que durante la producci?n, uso y/o disposici?n, las nanopart?culas llegan al ambiente, cursos de agua, etc?tera y pueden matar organismos ben?ficos, as? como entrar en las cadenas alimentarias, con efectos impredecibles. Esto afecta tambi?n a los que plantean este tipo de soluciones para purificaci?n de agua, y por supuesto en el campo m?dico.

Sin duda, el mayor problema sanitario que padecemos es el capitalismo y el af?n de lucro que conlleva, con su extendido s?ndrome de pobreza e injusticia, que condena a cualquier nueva tecnolog?a a ser una medicina elitista de quienes puedan pagarla. Ninguna nueva tecnolog?a podr? solucionar esta enfermedad social, pero tampoco significa que por s? misma est? libre de problemas. Lo que garantiza el capitalismo es que entren al mercado sin discusi?n social y como si fueran ?xitos, aunque incluso creen nuevos problemas.


Por: * Silvia Ribeiro


* Investigadora del Grupo ETC
www.etcgroup.org

La Jornada, M?xico, 23/12/2006




:::Extraido de: "ECOPORTAL" :::
www.ecoportal.net


Con Autorizaci?n de ECOPORTAL para la publicaci?n de ?ste art?culo en Zameex Blog.

__Zameex Web M?xico__
www.zameex.tk
Comentarios