Martes, 01 de mayo de 2007
Una serie de experimentos llevados a cabo a bordo de la Estaci?n Espacial Internacional permiten entender ciertas dificultades que podr?a presentar un futuro viaje a Marte.


Se desconoce el lugar del aterrizaje. Los veh?culos espaciales a?n son s?lo bosquejos en una pizarra. Incluso, algunos de los astronautas todav?a no han nacido.


Pero todo eso no importa. El viaje de la NASA hacia Marte ya ha comenzado.

Los primeros pasos se est?n dando a bordo de la Estaci?n Espacial Internacional (EEI). "Los astronautas permanecen en la estaci?n por intervalos de seis meses", dice el doctor Clarence Sams, el cient?fico que dirige el Proyecto M?dico a bordo de la EEI, en el Centro Espacial Johnson (JSC, en idioma ingl?s), de la NASA. "Ese per?odo coincide aproximadamente con el tiempo que toma llegar a Marte. No podemos simular todos los aspectos de un viaje de 50 millones de millas hasta Marte", agrega Sams, "pero existen muchas preguntas que podemos responder si hacemos estudios desde la ?rbita baja en la que se encuentra la EEI alrededor de la Tierra".

Abajo: Concepto art?stico de los seres humanos en Marte. Cr?dito: Pat Rawlings/SAIC y NASA.
Imagen

Por ejemplo, ?qu? sucede con los alimentos y los medicamentos expuestos a m?s de seis meses de traves?a espacial?

Curiosamente, los alimentos, en ?rbita, parecen perder parte de su valor nutritivo. Las pruebas realizadas a los astronautas, despu?s de los vuelos, demuestran que "los marcadores del estado nutricional, en sangre y orina, no alcanzaron los niveles esperados de nutrientes en los alimentos espaciales", informa el doctor Scott Smith, jefe del Laboratorio de Bioqu?mica Nutricional del JSC. Adem?s, los investigadores del Laboratorio Farmacoterap?utico del JSC observaron que ciertos medicamentos que hab?an estado en ?rbita hab?an perdido su potencia.

Este podr?a ser un signo de la actividad que desarrolla la radiaci?n: en ciertas ocasiones, las part?culas de radiaci?n espacial de alta velocidad impactan contra las mol?culas de los nutrientes o de los medicamentos y es probable que las da?en y eviten, de ese modo, que funcionen de manera correcta. Sin embargo, hasta el momento, esto es una especulaci?n. Seg?n los investigadores, todav?a se desconoce tanto la causa de la descomposici?n de los alimentos y de los medicamentos como la magnitud de dicha descomposici?n.

"Podr?a suceder que tengamos que idear un plan para proteger nuestras provisiones", contin?a Sams. "?Con qu? velocidad se degradan los alimentos y los medicamentos? ?Tendremos que colocar las provisiones en un ?rea protegida contra la radiaci?n durante todo el viaje?"

Con el prop?sito de ayudar a responder estas preguntas, a bordo de la EEI se est? llevando a cabo un experimento denominado Estabilidad de los Compuestos Farmacoterap?uticos y Nutricionales, en el cual se colocan en la estaci?n espacial tres grupos id?nticos de alimentos y medicamentos. Uno de estos grupos ser? tra?do nuevamente a la Tierra despu?s de 6 meses de permanecer en el espacio; el segundo, luego de 12 meses y el tercero, despu?s de 18 meses. De ese modo, los principales investigadores del proyecto en el JSC, Scott M. Smith y Lakshmi Putcha, pueden calcular la velocidad con que los alimentos y las medicinas pierden potencia. Esta informaci?n es importante porque dichos elementos deben sobrevivir no solamente al viaje de seis meses hacia Marte sino tambi?n a los 3 a?os que dura una misi?n a este planeta. Los tiempos de exposici?n podr?an ser incluso m?s prolongados si quienes planifican la misi?n deciden enviar a Marte c?psulas rellenas de alimentos y de medicamentos antes de que la tripulaci?n abandone la Tierra.


Imagen
Arriba: La Estaci?n Espacial Internacional.


Mientras la tripulaci?n se encuentra a bordo de la EEI, se realizan otros experimentos en los cuales se examina a cada miembro del grupo a trav?s de la toma de muestras de saliva y de orina y tambi?n por medio de ecograf?as. "Ya existe una gran cantidad de datos obtenidos de los vuelos espaciales y de estudios similares pero es necesario remarcar que muchas mediciones efectuadas en el pasado fueron realizadas antes y despu?s de los vuelos. Nosotros necesitamos saber qu? sucede en el medio, durante la misi?n", explica Sams.

Por ejemplo, bien se sabe que las personas pierden masa ?sea y muscular en condiciones de ingravidez. Pero los cient?ficos a?n desconocen c?mo progresa esa p?rdida mientras un astronauta se encuentra en el espacio. ?Existe una p?rdida inicial, r?pida, a medida que el cuerpo se adapta para vivir en el espacio, a la cual le sigue un per?odo de estancamiento? ?O se trata de un deterioro regular, incesante? Cuando se planifica estar fuera de la gravedad de la Tierra durante 3 a?os o m?s, estas preguntas se tornan importantes.

Otros interrogantes (tales como: de qu? manera reacciona el cuerpo a la gravedad parcial de la Luna o de Marte) tendr?n que esperar hasta que la NASA env?e astronautas nuevamente a la Luna, en la pr?xima d?cada. Mientras tanto, afirma Sams, la EEI es un excelente lugar para dar los primeros pasos.




::: FUENTE: "[email protected]" :::
www.ciencia.nasa.gov

::: "Zameex M?xico" :::
www.zameex.cjb.net | www.zameexBLOG.cjb.net
Comentarios