Viernes, 06 de octubre de 2006
La incansable Sonda Voyager 1 viaja ya cerca de la frontera misma del Sistema Solar, explorando la delgada membrana que nos separa del resto del Universo



Casi a diario, las grandes antenas de la Red Espacio Profundo de la NASA se dirigen a una peque?a parcela en blanco ubicada en la constelaci?n Ophiuchus. Apuntando hacia la nada, o al menos eso parece, las antenas recogen invariablemente una se?al, d?bil pero llena de inteligencia. La fuente se encuentra m?s all? de Neptuno, m?s all? de Plut?n, en el l?mite de las propias estrellas.

Se trata de la Voyager 1. Esta sonda espacial abandon? la Tierra en 1977 en una misi?n destinada a visitar J?piter y Saturno. Casi 30 a?os m?s tarde, mucho tiempo despu?s de visitar a los gigantes gaseosos, la Voyager 1 contin?a su viaje, encontr?ndose con algunas cosas extra?as.

Abajo: Concepci?n art?stica de la Voyager 1.

Imagen


"Hemos entrado en una regi?n del espacio totalmente nueva", comenta Ed Stone, cient?fico del proyecto Voyager y anterior director del JPL. "Y la nave espacial sigue radiando de vuelta a casa informaci?n nueva y sorprendente".

Antes de revelar las sorpresas, aclaremos d?nde, exactamente, est? la Voyager 1:

Nuestro sistema solar completo ? planetas y dem?s? se asienta en el interior de una colosal burbuja de gas cuatro veces m?s grande que la ?rbita de Neptuno. El responsable es el Sol, el cual hincha la burbuja por medio del viento solar. Los astr?nomos llaman a esta burbuja "la heliosfera" y a su membrana exterior la denominan "la heliofunda".[diagrama]

La Voyager 1 est? a aproximadamente 16.000 millones de kil?metros de la Tierra, dentro de la heliofunda.

"Se puede simular la heliofunda en el fregadero de la cocina", comenta Stone. "Abre el grifo de modo que una fina corriente de agua corra hacia el desag?e. Observando el lavabo, el punto donde el flujo de agua impacta contra el fondo, eso es el Sol. Desde all?, el agua fluye hacia el exterior formando una fina y perfectamente radial extensi?n de agua: ese es el viento solar. A medida que la capa de agua (o el viento solar) se expande, se hace m?s y m?s delgada, y ya no puede presionar con la misma energ?a. De repente, se forma un flojo anillo turbulento: ese anillo es la heliofunda."

Abajo: Simulaci?n de una heliofunda en el lavabo de la cocina. Cr?dito imagen: Tony Phillips.

Imagen

"La heliofunda es importante para los humanos", contin?a Stone. "Nos ayuda a protegernos de los rayos c?smicos gal?cticos". Los rayos c?smicos gal?cticos son part?culas subat?micas aceleradas a casi la velocidad de la luz por supernovas y agujeros negros. Los astronautas se ven expuestos en el espacio a estas part?culas, y eso no es bueno. Estos rayos pueden penetrar en el cuerpo y da?ar el ADN. Por fortuna, la heliofunda desv?a muchos rayos c?smicos antes de que puedan llegar al sistema solar interior. "La turbulencia magn?tica de la heliofunda dispersa las part?culas haci?ndolas inofensivas.

Nota: Poseemos m?ltiples escudos contra los rayos c?smicos gal?cticos, desde las finas paredes de las naves espaciales a las enormes atm?sferas planetarias, pero la heliofunda es nuestra primera l?nea de defensa y eso la hace especial.

A causa de su papel como protector del Sistema Solar, "necesitamos aprender todo lo que podamos sobre la heliofunda", comenta Stone. "La Voyager 1 nos est? permitiendo echarle el primer vistazo".

Y ahora las sorpresas:



An?tese aqu? para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENT?FICAS


Baches magn?ticos: De vez en cuando, la Voyager 1 navega a trav?s de "baches magn?ticos", donde el campo magn?tico de la heliofunda casi se desvanece, cayendo desde un valor normal de 0,1 nanoTeslas (nT) a 0,01 nT o menos. Tambi?n hay "sacudidas de velocidad magn?tica", donde la fuerza del campo salta al doble de lo normal, de 0,1 nT a 0,2 nT. Estas sacudidas en la velocidad y baches son una forma inesperada de turbulencia. ?Qu? papel juegan en el desv?o de rayos c?smicos? "Lo estamos investigando", comenta Stone.

Viento solar lento: El viento solar en la heliofunda es m?s lento de lo que nadie se esperaba. "Se supone que el viento solar se ralentiza all?, tal y como el agua en el lavabo se ralentiza para formar el ?anillo flojo?", comenta Stone, "pero no supon?amos que fuese as? de despacio". Antes de la llegada de la Voyager 1, los modelos por computadora predec?an una velocidad del viento de 320.000 a 480.000 kil?metros por hora. Voyager 1 midi? solo una velocidad de 54.000 kph. "Eso significa que nuestros modelos por computadora necesitan un reajuste".

Rayos c?smicos an?malos: "Esto requiere un poco m?s de tiempo para su explicaci?n", comenta. "A pesar de que la heliofunda nos protege contra los rayos c?smicos provenientes del espacio profundo, al mismo tiempo se mantiene ocupada produciendo algunos rayos c?smicos por su propia cuenta. Una onda de choque situada en el l?mite interior de la heliofunda imparte energ?a a las part?culas subat?micas, las cuales se mueven r?pidamente como si fueran rayos c?smicos, hacia el sistema solar interior. "Los llamamos ?rayos c?smicos an?malos?, no son tan peligrosos como los rayos c?smicos gal?cticos porque no son tan energ?ticos".

Abajo: Diagrama esquem?tico de la heliosfera solar. Se supon?a que los rayos c?smicos an?malos llegaban desde el Frente de Choque, pero la Voyager 1 descubri? otra cosa.

Imagen


Los investigadores esperaban que la Voyager 1 encontrase el mayor n?mero de rayos c?smicos an?malos en el borde interior de la heliofunda "porque ah? es donde pens?bamos que se produc?an". Sorpresa: la Voyager cruz? el l?mite en agosto de 2005 y no hubo un aumento en los rayos c?smicos. Solo ahora, 480 millones de kil?metros m?s tarde, empieza a incrementarse la intensidad.

"Esto es realmente desconcertante", comenta Stone. "?De d?nde vienen estos rayos c?smicos an?malos?"

La Voyager 1 podr?a encontrar la fuente, y qui?n sabe qu? m?s, a medida que prosigue su viaje. La heliofunda tiene un espesor de 4.800 a 6.400 millones de kil?metros, y la Voyager 1 atravesar? su interior durante al menos otros 10 a?os. Eso es una gran extensi?n de nuevo territorio para explorar y mucho tiempo para encontrar m?s sorpresas.



::: FUENTE: "[email protected]" :::
www.ciencia.nasa.gov

__Zameex Web M?xico__
www.zameex.tk
Publicado por zameex @ 8:00 AM  | [email protected]
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios