Martes, 20 de febrero de 2007
Imagen

La Luna podr?a tener un registro de las cat?strofes causadas por impactos de asteroides en nuestro planeta.


Tome unos binoculares y examine lentamente la rugosa faz de la Luna. Est? cubierta de miles de hoyuelos, cr?teres causados por el impacto de asteroides y cometas interplanetarios. La Tierra es un blanco mucho m?s grande, y, sin embargo, aparenta tener muy pocas de estas gigantescas cicatrices. ?Se ha preguntado alguna vez porqu?? Es tan raro encontrarlos, que el impecable cr?ter del Meteoro Barringer, en Arizona, Estados Unidos, es una atracci?n tur?stica. ?Ser? que la Tierra ha tenido suerte esquivando tan pesada artilleria?

No. A traves de la historia del Sistema Solar, la Tierra ha sido bombardeada inclusive mucho m?s de lo que lo ha sido la Luna. Pero la Tierra se mantiene tan activa geol?gicamente que los terremotos, erupciones volc?nicas, y los cambios clim?ticos que nos parecen ya tan familiares, continuamente est?n aplastando, derritiendo y moldeando su corteza. Es decir, la Tierra destruye sin tregua la evidencia de su pasado, incluyendo la evidencia de antiguos impactos. Casi todos los cr?teres terrestres que han sido identificados -solo 170 hasta el momento- muestran haber estado sujetos a tanta erosi?n que cualquier pista importante sobre su origen ya se ha borrado.

Sin embargo, no ha ocurrido lo mismo con la Luna. De acuerdo con Paul Spudis, un cient?fico planetario adjunto del laboratorio de F?sica Aplicada de la Universidad John Hopkins, una de las motivaciones m?s importantes que tiene la NASA para regresar a la Luna es precisamente aprender m?s sobre la Tierra.

"La Luna es un ?plato testigo? para la Tierra", declara Spudis, tomando prestado tal t?rmino del area de la investigaci?n de armas. Cuando los cient?ficos quieren medir el tipo, cantidad y patr?n de da?o ocasionado por una explosi?n, ellos ensamblan, cerca de donde ocurrir? la explosi?n de prueba, estos platos testigos, blancos de diagn?stico hechos de varios materiales para de esta forma registrar el impacto de la metralla y la cantidad de radiaci?n producida en el evento.


"Ambas, la Tierra y la Luna, ocupan la misma posici?n en el sistema solar", explica Spudis. "No obstante, mientras la Tierra es un planeta altamente din?mico, la Luna es en cambio un mundo f?sil sin atm?sfera. De modo que la Luna conserva una especie de registro de las etapas tempranas del sistema solar; un registro hist?rico que ya no puede ser le?do mirando la Tierra".

Esto no es solo especulaci?n. A principios de la d?cada de los 70, los astronautas de las ?ltimas tres misiones Apolo (15, 16 y 17) trajeron consigo muestras cil?ndricas de terreno lunar obtenidas taladrando el terreno en tres lugares distintos en la Luna. Los instrumentos tubulares perforaron el regolito lunar (la capa de polvo y roca suelta que cubre la Luna) hasta alcanzar 2 metros de profundidad.

"Las muestras extra?das por estos instrumentos resultaron tener una edad aproximada de dos mil millones de a?os, y aparentan no haber experimentado cambio alguno durante ese periodo de tiempo", dice Spudis. Pero la mayor sorpresa ha sido revelada recientemente por el an?lisis llevado a cabo con esas muestras. "El regolito lunar atrapa part?culas provenientes del viento solar. Y las muestras cil?ndricas de regolito lunar revelan que hace dos mil millones de a?os el viento solar ten?a una composici?n qu?mica distinta a la que tiene hoy en d?a. No tenemos todav?a una explicaci?n satisfactoria para esto dentro de la teor?a solar, pero es un descubrimiento muy importante, que pudiera ayudarnos a entender la formaci?n de la Tierra -y tambi?n la evoluci?n de las estrellas".

Abajo: El astronauta de la misi?n Apolo 16, Charlie Duke (se muestran sus pies), dirige un tubo de extracci?n de muestras profundas en el regolito lunar.
Imagen

Otra gran interrogante que pudiera ser contestada regresando al plato testigo de la Luna es la causa de las repentinas extinciones en masa -de varias formas de vida- que marcan el final de distintas eras geol?gicas en la Tierra.

La m?s famosa es la llamada extinci?n K-T que culmin? con la desaparici?n de los dinosaurios hace m?s de 65 millones de a?os, marcando el final de la era Mosozoica (la era de los reptiles) y el comienzo de la era Cenozoica (la era de los mam?feros). El grueso de la informaci?n obtenida hasta el momento sugiere que un asteroide de 10 km de ancho aproximadamente, golpe? la Tierra, creando cambios clim?ticos catastr?ficos que ocasionaron la desaparici?n de las plantas verdes fotosint?ticas, y causando que la mitad de todas las criaturas terrestres vivientes murieran de hambre. De hecho, el lugar de impacto de este asteroide -el Cr?ter de Chicxulub- ha sido identificado en la Pen?nsula de Yucat?n en M?xico, y mide cerca de 258 kil?metros (160 millas) de di?metro.

Existe evidencia en el registro f?sil de que tales impactos ocurren peri?dicamente, "una vez cada 26 millones de a?os", dice Spudis. "No todo el mundo est? de acuerdo con esto, pero yo creo que la evidencia es bastante condundente".

Pero, ?porqu? pudiera estar ocurriendo esto? "?Algunas teorias al respecto parecen bastante alocadas!": Podr?a ser que el sol tuviese una compa?era estelar obscura y distante que, peri?dicamente, perturbase la Nube de Oort, causando la ca?da de cometas hacia la Tierra. O quiz?s el Sistema Solar podr?a estar movi?ndose todo junto hacia dentro y hacia afuera del plano de nuestra galaxia -la V?a L?ctea- ocasionando con esto episodios peri?dicos de bombardeo.

Sin embargo, antes de emocionarnos demasiado con alguna de estas teor?as, "necesitamos establecer si esto es lo que en realidad est? ocurriendo", advierte Spudis. ?Est? la Tierra siendo sujeta, verdaderamente, a un bombardeo peri?dico? Nuevamente, la Luna tiene la respuesta: un estudio del suelo de varios cientos de cr?teres lunares podr?a validar o negar la hip?tesis del per?odo de 26 millones de a?os. "Tenemos que estudiar muestras del material que se derriti? por causa del impacto, y determinar las edades de los cr?teres".

En todo caso, parecer?a que la Luna es el m?s confiable -y m?s franco- testigo de la historia de la Tierra.



::: FUENTE: "[email protected]" :::
www.ciencia.nasa.gov

::: "Zameex M?xico" :::
www.zameex.cjb.net | www.zameexBLOG.cjb.net
Publicado por zameex @ 9:37 AM  | [email protected]
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios